Destacados SEO Tips

Cómo escribir “El artículo perfecto” en 16 pasos

FreePick

Viraliza tu contenido

Conecta la radio o, si es demasiado hipster, pon Youtube o Spotify. Escucha los éxitos y verás que, si prestas atención, casi todas las canciones que hay en lo alto del top de cada género musical son, en esencia, muy parecidas.

No es que todas las canciones de un mismo estilo sean iguales, no. Ni mucho menos. Pero suenan, en el fondo, iguales.

Naturalmente, cada una tiene su ritmo, su armonía, su letra… Pero, ¿entonces por qué cuando escribes en Google “Toda la música…” lo primero que te sugiere es “Toda la música es igual”? ¿Por qué entre las búsquedas más relevantes relacionadas, hay decenas de preguntas similares?: “Toda la música suena igual”, “todas las canciones son la misma”, “todas las canciones hablan de amor”…

Hay incluso un vídeo en Youtube, Pachelbel Rant, que demuestra cómo a lo largo de las últimas décadas, son decenas las canciones que se han basado en las ocho notas principales del “Canon de Pachelbel”. E incluso hay un estudio del CSIC que, tras analizar medio millón de canciones de los últimos 60 años, ha concluido que la evolución musical tiende a homogeneizarse, es decir, que de todo el increíble abanico musical que tenemos a nuestra disposición, nos estamos quedando únicamente con una fracción muy pequeña del mismo. Y esto podría aplicarse a series de TV, ropa, comida o incluso los muebles.

¿Por qué? Podríamos decir que porque unas pocas empresas se están haciendo con todo el mercado y/o porque la publicidad nos impulsa a querer eso. Pero el hecho en sí es que nadie nos obliga a consumir un determinado tipo de producto y todos lo hacemos porque es eso lo que nos gusta. Por lo tanto, la industria tiende a repetir lo que ha tenido éxito.

Y de nuevo, ¿Por qué? ¿Por qué si sabemos lo que nos gusta, porqué si la industria lo sabe, no aciertan siempre? Por qué es imposible asegurar un éxito aun basándose en éxitos anteriores.

En este nuevo artículo de Loopeando.com, no podemos garantizarte el éxito de tu post, pero sí podemos ayudarte a que tenga todos los ingredientes para que, al igual que tras ver un tráiler piensas “qué buena pinta tiene”, tu artículo “suene bien” y esté mucho más cerca del éxito de la viralización.


¿Tienes prisa?

16pasosv2

Y hasta aquí los 16 pasos. Aunque desde Loopeando.com siempre recomendamos aprovechar cada piedra en el camino para aprender lo máximo posible. Así que si tienes algo más de tiempo, ¡sigue leyendo para ver cómo desarrollar cada paso!

 

 

Antes de empezar: Idea y documentación

¡Clin, clin clin…. Bingo! De repente una idea. Los resortes de mi cerebro han encajado y de ese alineamiento magistral ha surgido LA IDEA.

Sí, con mayúsculas. Porque va a ser el artículo que arrase e impulse mi blog, mis ventas, o bata el record de “likes” en redes sociales.

Así que ni corto ni perezoso, y con el frenesí de la adrenalina en las venas… ¡Me pongo a escribir! ¿Si? ¡¡¡NOOO!!!

1º paso

Antes de escribir cualquier artículo, plasma las ideas que lo vertebrarán asegurándote de que al finalizar tus anotaciones preliminares, seas capaz de responder a las siguientes preguntas:

  • ¿De qué va a tratar?
  • ¿Cuánto voy a profundizar? ¿Será general o el desarrollo de uno anterior?
  • ¿Qué pretendo conseguir con él? ¿Mejorar el posicionamiento? ¿Conseguir muchas lecturas? ¿Muchos “likes” y “retweets”? ¡Cada objetivo tiene un camino!
  • ¿Cuándo tiempo voy a poder dedicarle? Porque si tengo un calendario de publicaciones, y debo cumplir con él, tengo tiempo limitado.

2º paso

Busca en Google los artículos mejor posicionados que hablen de tu tema porque, a no ser que sea algo tan original que nadie lo haya tratado antes, siempre habrá decenas de páginas que hayan escrito sobre ello con mayor o menor acierto.

Y esa es la clave: Fíjate en lo que hacen mal y en sus puntos  fuertes. Aprende de lo bueno y, sobretodo de lo malo. Haz que tu artículo sea, objetivamente, diferente y mucho mejor que el resto.

 

TIP DE LOOPEANDO:

Te recomendamos tener siempre accesible un soporte donde ir anotando ideas para tus futuros artículos: Una app de post it en el móvil, un bloc de notas en el portátil, una agenda donde escribir a mano…

Esto hará que los tengas ya en mente e inconscientemente vayas desarrollándolos: dándoles forma, imaginando qué anécdotas asignarles, cómo introducirlos o con qué artículos relacionarlos.

Rara vez podremos “clavar” un artículo a la primera, y mucho menos si no ha sido madurado. Por ello debe empezar a ser normal para ti tener varios artículos abiertos a la vez y, cuando te sientas inspirado, ir terminando el que tengas más claro.

 

Objetivo: SEO, fidelizar público, vender producto…

¿Cuál va será el objetivo del artículo que vamos a escribir? Puede parecer una pregunta extraña, y que la respuesta sincera sea ”compartir anécdotas, vivencias o conocimientos con mis lectores”.

3º paso

Pero la realidad es que traspasando esa barrera, todo artículo debe tener un objetivo de alcance, algo que podamos medir a posteriori para ver si hemos conseguido lo que buscábamos o, si por el contrario debemos seguir tratando de mejorar el texto en todas sus facetas (enfoque, forma de expresarnos, estructura…).

Los tres objetivos más habituales son: Fidelizar al público, Vender producto o mejorar el SEO

 

Los detallamos:

  1. Fidelizar público: O lo que es lo mismo, el contenido de la noticia no está centrado en agradar a los buscadores, sino a las personas. Es un artículo que sabes que les generará un interés real y se sentirán intrigados de principio a fin.Un artículo con este enfoque debe procurar contar con anécdotas, infografías y vídeos. Ser divertido, hacer uso de metáforas y tener un titular llamativo; como en el caso de nuestros artículos: “El pescador de hombres – Aprender a captar con contenido” y  “Dioses, Indios y Demonios: El curioso origen de algunos nombres de la informática”Al fin y al cabo, ¿Quién va a buscar en Google “pescador de hombres” o “ángeles, indios y demonios”? Y por el contrario, ¿qué persona se resistiría a no hacer clic al verlos como artículos sugeridos?
  2. Vender un producto: Cuando enfocas una entrada con este objetivo, uno de los aspectos más importantes debe ser empatizar con el lector mostrándole que no es el único que tiene ese problema, y que para todos ellos está creado específicamente tu producto.La estructura de un artículo cuyo objetivo sea éste, debe mezclar equilibradamente elementos SEO friendly y la estructura de un artículo destinado a fidelizar. Pero ante todo, debe evitar hablar del producto en sí como objeto de deseo por sus buenas cualidades: Debe centrarse en hacer ver al potenciar comprador que sus problemas son mayores de los que pensaba, y que tu producto puede solucionárselos.
  3. Mejorar el SEO de mi blog: O lo que es lo mismo, conseguir posicionar bien este post para que se convierta en una puerta de entrada de público nuevo a través de los buscadores.Para saber si hemos conseguido nuestro objetivo, el artículo deberá estar relativamente bien situado con las keywords que hayamos escogido. Por ejemplo, si hemos elegido posicionarlo con las búsquedas “venta online de alimentos orgánicos”, “tienda de productos naturales” y “comprar comida sin aditivos”, nuestro objetivo será, precisamente, estar lo más alto posible en ellas.¿Y cómo se hace? Veremos al detalle el cómo en el siguiente punto.

 

¿Cómo se redacta un artículo para cada uno de esos objetivos? Y diremos más, ¿puede redactarse un artículo que intente abarcar los 3? La respuesta rotunda es SÍ, y este artículo te va a ayudar con ello.

 

SEO friendly

4º paso

La idea fundamental del SEO friendly parece sencilla: Procura que en tus artículos aparezcan las palabras exactas más habituales que emplea la gente cuando busca artículos o productos relacionados con lo que tú estás tratando.

O dicho de otro modo, si el grueso de las personas que desean comprar online en Madrid ponen en Google “supermercado online Madrid”, en tu artículo ha de salir esa oración destacada y repetida en varias ocasiones.

5º paso

Además has de reforzar esos grupos de palabras ideales para ti, con otros grupos de palabras que también tienen que ver indirectamente con tu propósito, pero que no son tan importantes como las primeras.

A las primeras palabras las llamaremos “KeyWords”, y son las que vertebrarán el contenido de tu artículo. A las segundas las llamaremos “longtail” y serán las que te permitan construir el texto.

Así pues, si en tu artículo hay 15 keywords que has situado en títulos, subtítulos, en negrita, en párrafos principales, etc. Habrá unas 40-50 “longtail” en el interior de los párrafos.

 

¿Por qué? Porque con las KeyWords hay mucha competencia al ser muy generales, y por lo tanto son más difíciles de posicionar. Sin embargo, las “longtail” son tan específicas que muy poca gente (en comparación) las busca. Por lo que si tú las tienes, aparecerás muy bien posicionado.

longtail-dinosaur

Ejemplo de estructura KeyWords-LongTail:

Quiero resaltar que mi supermercado está físicamente en Madrid, que tengo venta online, que llevo a domicilio y que mi especialidad es comida orgánica apta para veganos.

Título: Supermercado ecológico Madrid

Subtítulo: Supermercado online ecológico

Encabezado párrafo 1: Comida orgánica a domicilio

Longtail: comida orgánica a domicilio Madrid, comida orgánica a domicilio, supermercado ecológico online Madrid, origen supermercado ecológico Madrid, nuevo supermercado ecológico Madrid, el mejor supermercado ecológico de Madrid, mejor supermercado ecológico online, supermercado online productos ecológicos

Encabezado párrafo 2: Comprar comida vegana

Longtail: dónde comprar comida vegana, comprar comida vegana barata, comprar comida vegana barata online, comprar comida vegana

Encabezado párrafo 3: comida vegetariana

Longtail: comida vegetariana a domicilio, comida vegetariana recetas, comida vegetariana para niños, comida vegetariana Madrid, comida vegetariana para llevar, comida vegetariana barata, comida vegetariana beneficios, comida vegetariana balanceada, comida vegetariana casera…

 

¡Material suficiente como para construir mi artículo! ¡E ideas para muchísimos otros! Eso sí, no olvides añadir las palabras con mucha naturalidad.

 

Problema más evidente: ¿Y cómo extraigo yo las listas de palabras del ejemplo anterior? Porque no deben ser las que yo quiera, sino las que más busque la gente.

Hay muchas herramientas que te ayudan a ello, a continuación te señalamos las más interesantes. Así que coge papel y lápiz o prepara el copy&paste:

 

El propio buscador de Google

Cuando realizamos una búsqueda, en la parte inferior de la pantalla, Google nos sugiere búsquedas relacionadas habituales.

articulo_perfecto1

Es una muy buena idea tenerlas en cuenta y ver si esas KeyWords se ajustan a nuestro objetivo. En caso afirmativo, debemos incluirlas sí o sí, aunque procurando que queden de la  manera más natural posible.
Así que id olvidándoos de ponerlas como en la famosa crítica gastronómica de Homer Simpson:
“- …Hace numerosos comentarios ofensivos contra las Naciones unidas y al final repite esto de joróbate Flanders una y otra y otra vez. +Bueno, eso era para completar las 500 palabras…”

 

Por otro lado, os habréis percatado de que conforme ibais escribiendo, Google os sugería otras búsquedas. Como esas sugerencias están basadas en las consultas más populares, es también interesante considerarlas:

articulo_perfecto2

 

Keyword Shitter

Es una herramienta tan sencilla como útil.

Basta con entrar a la web, poner en el cajón más grande tus keywords y pulsar “start job”. En apenas unos segundos tendrás centenares de búsquedas relacionadas.

articulo_perfecto3

 

Key Word Tool

Otra web interesante es KeyWordTool, que además de buscar palabras clave en distintos idiomas, permite centrar la búsqueda en Youtube, Amazon, Bing…

articulo_perfecto4

 

Ubersuggest

Y para completar la lista de sugerencias, también te recomendamos visitar ubersuggest.io. Que además de listarte palabras, te permite ver el volumen de búsquedas relaccionadas en Google Trends.

 

¿Y qué hago con ellas?

Selecciona únicamente las que sean interesantes para tu producto o relacionadas con la temática que estés tratando, ya que en caso contrario, puede provocar frustración en las personas que accedan a tu artículo creyendo que tratas ese tema, y por lo tanto te genere rebotes y penalización de buscadores.

Keyword Shitter es muy importante para minar tus artículos las llamadas longtail que ya comentábamos. Es decir, con cadenas de palabras relacionadas con búsquedas secundarias, pero que en conjunto complementan tus keywords, que son las que han de vertebrar tu artículo.

 

Planteamiento: Sé original, marca la diferencia

Ahora que ya sabemos qué han escrito los demás, cuál va a ser nuestro objetivo, y qué palabras incluir para posicionarnos adecuadamente, debemos intentar desarrollar el texto de manera que enganchemos y llamemos la atención.

6º paso

Para ello, lo ideal es conocer a nuestro usuario y, de esa forma, crear una introducción llamativa en base a algún tema de actualidad, algún cliché de sus series o películas favoritas, o tratar de empatizar con él a través de las costumbres diarias que se le presuponen.

 

Como ejemplo podemos citar la colaboración de Dean Romero en Life Style al Cuadrado, que trata esta misma temática realizando una analogía entre la supervivencia del más fuerte en Esparta, y los “contenidos que sobreviven a Google”.

 

7º paso

Una vez captada su atención, es buena idea adaptar el contenido con diferentes niveles de profundidad. Un resumen inicial, una infografía o incluso un video que destaque las ideas principales, son medios muy potentes para lograr ese objetivo.

 

Tras ello, o en otros artículos, podemos desarrollar ese contenido esquemático para darle mayor profundidad.

Vital también es desarrollar un lenguaje propio con el que te identifiquen fácilmente.

8º paso

Intenta establecer siempre una misma forma de referirte al lector (de tú, de usted, de colega…). Saluda o despídete con una misma frase original y única. Y sobre todo, emplea palabras propias que no necesiten de aclaraciones. Crea tu propia jerga.

 

Las “influencer” de moda o los youtubers lo hacen muy bien. Y como prueba, un botón. ¿Sabríais decirme a quiénes pertenecen estas frases habituales?

  • ¡Hola preciosos! ¿Cómo estáis?
  • ¿Qué pasa chavales? ¿Todo bien? ¿Todo correcto? ¡Y yo que me alegro!
  • Muy buenas criaturitas del señor

Y cambiando de tercio:

  • ¡¡¿Cómo están ustedes?!!!
Prohibido

Sobra decir que hay determinadas cosas obvias que JAMÁS debes hacer como: COPIAR, hablar sin decir absolutamente nada, escribir perdiendo de vista tu objetivo, referirte a tu lector sin haberlo estudiado previamente, actualizar erráticamente

Arquitectura: “Lo esencial es invisible a los ojos”

Esta frase de El Principito es uno de los principios fundamentales de nuestra profesión. Lo más importante se esconde tras lo evidente y, en el caso que nos ocupa, la arquitectura de la programación es tan importante como el propio texto.

título – <h1> – url:

Esta tríada, obligatoria y presente en cualquier artículo, supone uno de los errores más frecuentes y es, así misma, una de las llaves de acceso más potentes a nuestra web.

El error más común radica en poner el mismo contenido en los 3 campos, error quizá motivado porque en casi todos los gestores de contenido, al poner el título del artículo, este se añade automáticamente a los otros dos elementos.

Pero a pesar de ello, pueden modificarse independientemente.

articulo_perfecto5

 

9º paso

Título, <H1> y url deben ser diferentes y reflejar las palabras clave más potentes.

En el Título y el en <H1>, dichas keywords deben formar parte de una frase natural con un significado coherente. En el caso de la url no es necesario, pueden incluirse tal cual.

10º paso

Según se desprende de un estudio realizado por Moz sobre la longitud ideal de letras que debe contener un título, casi todos los primeros resultados de Google cuentan con títulos de entre 56 y 59 caracteres.

Esta longitud es ideal porque puede traspasarse al mail marketing, donde habitualmente sólo se muestran los primeros 60 caracteres. Además permite ser twitteable y queda espacio para añadir nickname, marca o breve comentario.

longitud-title

 

TIP DE LOOPEANDO:

Hay ciertos títulos que resultan especialmente atractivos para buscadores y personas, y que cumplen perfectamente la premisa de incluir las keywords en una frase corta.

Títulos como “Descubre cómo posicionar tu web en 10 pasos”, “Todo sobre cómo escribir el artículo perfecto” o “Test: Descubre cuánto sabes sobre crear páginas webs

 

Encabezados:

A la hora de redactar el artículo, debemos procurar que tenga la siguiente arquitectura:

TÍTULO PÁGINA

SUBTÍTULO O TÍTULO DEL ARTÍCULO

ENCABEZADO PRIMER PÁRRAFO

ENCABEZADO SEGUNDO PÁRRAFO

ENCABEZADO TERCER PÁRRAFO

 

Y en HTML, esta estructura debe quedar reflejada de la siguiente forma:

<H1>TÍTULO PÁGINA</H1>

<H2>SUBTÍTULO O TÍTULO DEL ARTÍCULO</H2>

<H3>ENCABEZADO PRIMER PÁRRAFO</H3>

<H3>ENCABEZADO SEGUNDO PÁRRAFO</H3>

<H3>ENCABEZADO TERCER PÁRRAFO</H3>

 

Pudiendo prolongarla o complicarla tanto como deseemos (H3, H4, H5…)

11º paso

Lo importante es que las etiquetas de encabezado HTML estén siempre presentes, pues en ellas se fijarán los buscadores para comprender qué es lo más importante del texto, y cuáles son sus partes.

 

Enlaces internos – entradas relacionadas o sugeridas – y externos:

Otra parte importante de la arquitectura son los enlaces.

Un enlace puede ser externo (que enlace a otra web diferente a la tuya) o interno (Que enlace a otra parte del mismo artículo que estás leyendo, por ejemplo nuestros enlaces en el “Resumen o índice”, o bien que enlace a otra entrada de tu propia web).

Los enlaces internos se utilizan para agilizar la navegación, y para ampliar información. Ya que si nos extendiésemos demasiado para tratar con detalle un tema, aburriríamos al lector.

 

12º paso

Es importante utilizar los enlaces internos sugiriendo al lector ampliar información con otros artículos propios. Así mismo, una práctica muy habitual y efectiva, que invita al lector a seguir navegando por otras partes de nuestra web, es sugerirle artículos similares al que está leyendo.

 

Los enlaces externos se emplean para citar artículos, datos, estudios… de donde hemos extraído cierta información. También se utilizan para recomendar webs que puedan resultar de interés.

 

13º paso

Los enlaces externos deben configurarse siempre para que se abran en una página a parte (target=”_blank”), pues en caso contrario el lector saldría de nuestra web perdiendo la oportunidad de que siga leyendo otros contenidos en nuestro site.

TIP DE LOOPEANDO:

No abuses de los enlaces externos, pues pueden ser penalizados por Google debido a abusos pasados con las granjas de enlaces.

Así mismo, en determinados hipervínculos puede no interesarnos perder Link Juice, en cuyo caso usaremos “rel=nofollow”.

Si te interesa este tema, te recomendamos leer: Link Juice: dofollow-nofollow y la importancia del Link building.

 

14º paso

En cualquier caso, empleemos enlaces internos, externos o ambos, nunca debemos poner el enlace en la propia url de destino, ni sobre palabras como “haz clic aquí”, “leer más” o “clic para ampliar información”.

Debemos usar siempre el anchor link de la manera más óptima posible.

 

NO PONER:

  • Si quieres conocer los beneficios de la quinoa, haz clic aquí
  • Participa en nuestra cesta de Navidad. Haz clic para ampliar información.
  • La quinoa es un superalimento cuyas propiedades nutricionales… leer más.


PONER:

  • Conoce los beneficios de la quinoa y cómprala al mejor precio.
  • Participa en nuestra cesta de Navidad y gana un lote completo de productos ecológicos.

 

Accesibilidad de las imágenes – alt:

15º paso

Otra parte importante de la arquitectura es la accesibilidad de las imágenes, es decir, que aunque no se muestren por un error de carga, éstas dejen un texto en su lugar.

O aún en los casos en los que se muestren, que los buscadores puedan entender su contenido. Ya que aunque la tecnología de reconocimiento de imagen avanza muy rápido, no es infalible y, de momento, es mejor describir la imagen que fiarnos de lo que un algoritmo pueda sacar en claro.

¿Y cómo lo hacemos? De una manera muy sencilla: Existe un atributo en HTML llamado “alt”. Basta con añadir en él una descripción de lo que se muestra en la imagen.

Ej. Si ponemos la siguiente imagen:

desarrollo

Y el HTML que lo muestra es:

<img src="http://www.loopeando.com/imagen_presentacion.jpg">

 

Nosotros añadiremos un atributo “Alt” descriptivo que transcriba el texto que en ella pudiera aparecer y/o que transmita lo que prentendíamos:

<img src="http://www.loopeando.com/imagen_presentacion.jpg" alt=”Para todos los profesionales del marketing, diseñadores y programadores”>

 

Cuando el estilo se convierte en la invitación a leer

Dicen que un plato primero ha de entrar por los ojos. Pues bien, está claro que un texto también lo ha de hacer. Especialmente a día de hoy donde tendemos a realizar lecturas en diagonal o muy superficiales.

¿No os ha pasado que cogéis un periódico de papel, lo abrís y pensáis “madre mía qué denso…”? De lo que se desprende: “madre mía qué pereza leer ésto”.

Y eso que el periódico en papel añade imágenes y dobles, triples o cuádruples columnas para intentar aligerar la carga del texto.

Pues en internet pasa exactamente lo mismo, pero a mucha mayor escala. Ya que sus lectores no estamos especialmente habituados a leer tanto.

¿Cómo lo resolvemos?

La manera más “sencilla” de consumir información, hoy día, es a través de vídeo. Por lo tanto, si podemos explicar lo que pretendemos con la creación de un vídeo, mejor.

En caso negativo, si podemos sintetizar lo que queremos decir en una imagen o esquema, mejor.

Y si ninguna de las opciones anteriores fuese posible, ya que queremos ser más específicos y concretos, como este mismo texto, tendremos que desarrollar diferentes estrategias:

16º paso

  • No escribas de más: Intenta ser concreto pero no esquemático. No cuentes tu vida, ve al grano pero sé atrayente. Yo no soy un buen ejemplo…
  • Desarrolla escritura en cascada, es decir, párrafos cortos con ideas únicas y, a ser posible, autoconclusivas. Como este mismo apartado.
  • Ayuda a detectar lo más relevante: Juega con el estilo del texto, y mucho, pero hazlo CON GUSTO y en consonancia con tus colores corporativos: Negritas, subrayados, itálicas, diferentes fuentes, tamaños, colores…
  • Integra listas, títulos y tabulaciones. Que transmitan que el texto y las ideas están ordenadas y, sobretodo, que transmitan una meta visual que alcanzar. Nada desamina más que no saben cuándo alcanzarás el final.
  •  Intercala imágenes, vídeos y audios.

En definitiva, ¡Rompe la monotonía! ¡Sorprende con nuevos formatos!

 

Checklist: ¿Te dejas algo?

A modo de guinda te hemos preparado este Checklist para que cada vez que escribas un artículo, te asegures de haber seguido todos los pasos:

  • Planifícate: Temática a desarrollar, tiempo a dedicar, qué tratarás y qué no…
  • Documéntate
  • Establece un objetivo
  • KeyWords: Procura que en tus artículos aparezcan las palabras exactas que emplea la gente en sus búsquedas y divídelas en generales y muy específicas. Las generales van a los títulos.
  • LongTail: Las muy específicas minarán el texto.
  • Conoce a tu lector y úsalo a tu favor.
  • Crea diferentes niveles de profundidad: Resúmenes, imágenes que sinteticen, artículos relacionados que amplíen…
  • Desarrolla un lenguaje propio que te identifique y desmarque del resto.
  • Título, <H1> y url deben poseer las KeyWords más importantes, pero ser diferentes entre sí.
  • Longitud ideal de títulos entre 56-59 caracteres.
  • Estructura de encabezados para tu texto: <H1>, <H2>, <H3>…
  • Añade enlaces internos para ampliar información y navegar fácilmente.
  • Los enlaces externos darán profesionalidad a tus textos y dan crédito a tus fuentes. Pero eso sí, ¡que se abran en una ventana a parte!
  • anchor link en los hipervínculos.
  • Alt en las imágenes.
  • Juega con el texto para establecer metas visuales: redacción en cascada, formatos, colores, fuentes…

 

Si te ha resultado útil esta entrada, ¡no olvides compartirla!

 

super_looper

Escribir comentario

Haz clic aquí para dejar tu comentario