WordPress

Cómo programar la publicación de entradas en WordPress

Crew - Unsplash.com

Cómo hacer que un post se publique cuando yo quiera

¿Sabías que en WordPress es posible indicar cuándo queremos que se publique una nueva entrada? ¿Sabías que puedes hacerlo con una precisión de minutos, e incluso que puedes dejar programado un post durante años?

Y te preguntarás, ¿qué utilidad tiene eso? ¡Pues mucha! A fin de cuentas, somos animales de costumbres, y la regularidad es vital para fidelizar al público y para que Google nos posicione en lo más alto. Sigue leyendo esta entrada en la que te desvelaremos las ventajas de hacerlo y cómo hacerlo.

¿Tienes prisa?

Sigue estos pasos para programar un post.

1º Vamos a nuestro listado de entradas

programar-01

2º Nos situamos sobre la entrada que queremos programar, y pulsamos en “Editar”

programar-02

3º En la columna de la derecha, veremos un cuadrado llamado “Publicar”. Ahí pulsaremos en la 3ra opción, donde pone el icono del calendario. Normalmente ahí pondrá “Publicada” o “Borrador”.

programar-03

4º Una vez hayamos pulsado en “Editar”, nos aparecerá un calendario. Tan sólo tendremos que especificar, por este orden: [MES], [DÍA], [AÑO], [HORA], [MINUTO] del instante en el que queramos que aparezca publicada la entrada. Para finalizar, pulsamos en “Actualizar” y ¡Listo!

 

Ahora ya sabes programar una entrada, pero si quieres saber los posibles problemas que pueden ocasionar que un post programado no se publique, o el por qué deberías programar tus entradas, ¡¡Sigue leyendo!!

 

 

¿Por qué debería programar mis entradas?

Imaginemos que vas a empezar un blog de cero. Lo primero que seguramente te plantearás, después de pensar sobre qué vas a escribir, es cada cuánto vas a escribir.

Imaginemos que la respuesta es un par de entradas a la semana, y ahora te preguntamos: ¡¿Siempre?! ¿Haga frío, nieve o calor? ¿Durante navidades en familia o cuando tus amigos están en la playa? ¿Cuando estés en época de exámenes? ¿Cuándo tus hijos enfermen, cojan vacaciones o debas ir al pueblo a ver a la familia?

En la vida pueden pasar muchas cosas, así que lo mejor es ser precavido y, antes de lanzarse a hacer un blog, tener unas cuantas entradas de reserva, por lo que pueda pasar.

Ahora pongámonos en la siguiente situación: Escribo un blog sobre moda, comida o viajes, y descubro que en una determinada época, por ejemplo en navidad, en Laponia realizan algo sobre lo que me interesa mucho escribir. Aunque estemos en agosto, ¿de verdad vas a publicar ese post “gastando” ese as en la manga? ¿No es mejor, redactar el artículo y programarlo para navidad?

Al igual que hay horas óptimas para publicar en tu blog, también hay entradas que deberían guardarse para lo que pudiera pasar, y otras que deben lanzarse, sin lugar a dudas, en determinadas épocas.

 

Es una gran ayuda para cumplir nuestros objetivos: Constancia – Costumbre- Rutina

Afirman diferentes estudios que, cuando repetimos una rutina durante 28 días, ésta se convierte en un hábito.

Hasta llegar a ese punto, debemos hacer “un esfuerzo” activo para intentar no desistir pero, una vez pasado ese periodo, se convierte en costumbre y pasamos a hacerlo de manera mecánica.

Si conseguimos establecer un horario fijo para dedicar a nuestras actualizaciones (por ejemplo, una hora cada día entre las 22 y las 23h) pasados 28 días, prácticamente no nos supondrá un sobreesfuerzo y nos será mucho más fácil cumplir con nuestro objetivo.

¿Pero qué tiene eso que ver con la programación de entradas? Rara vez podremos disponer de tiempo para escribir la entrada justo unos instantes antes de que se produzca el pico de visitas en nuestra web, así que nada mejor que “programarnos” a nosotros mismos para cumplir el objetivo a largo plazo, y programar las entradas para que lleguen en el momento justo a nuestro público mayoritario.

 

Es clave para fidelizar al público: Saben cuándo actualizaremos y lo esperan

Vamos a contaros una triste historia que nos pilla muy de cerca:

Hace unos años, un conocido nuestro, creó un negocio físico. Al principio todo fue muy bien y casi siempre estaba lleno, pero llegó un momento, en que determinados problemas de salud le hicieron caer en una depresión, y su negoció comenzó a abrir de manera errática.

Esto provocó que su ya afianzado público, decepcionado por no saber cuándo podrían hallar la tienda abierta, se fuesen a la competencia. Y el resultado os lo podéis imaginar: Cuando volvió a cumplir sus horarios, la gente ya no volvió, los había perdido.

 

El mundo web no es muy distinto, nuestro público en seguida se acostumbra a su ración y la esperan con ansia. Los seres humanos somos seres de costumbres, no los desengañes o los perderás.

Como nosotros no queremos que nos pase eso, tenemos una serie de post en reserva, otros listos para la época ideal en el que todo el mundo está con ese espíritu estacional, y por supuesto, muchos guardados para los imprevistos que puedan surgir. ¿Vas a renunciar a este hándicap?

 

¿Y cómo puedo saber cuándo es el mejor momento para publicar?

En algunos sectores es muy común que la gente mire su correo, periódico y/o blogs de referencia justo antes de entrar al colegio o a la oficina. En otros sectores, lo más habitual es que las personas esperen a que sus hijos se hayan acostado para poder ponerse al día. ¿Sabes cuáles son los horarios de visita más  habituales en tu sector?

Instala algún sistema de estadísticas, por ejemplo Google Analytics (Recomendamos leer el artículo: “Conoce a tu lector y gánatelo: ¿Cómo puedo conocer los gustos y horarios de mi público?”).

Estos sistemas te dirán cuándo se producen los picos de visita en tu web, y por lo tanto, sabrás tener preparado el contenido para cuando ese instante llegue. No importa que tú saques tiempo para escribir de madrugada o al medio día, para eso precisamente está la programación de entradas en WordPress. Lo que debes evitar es dejar el mejor contenido para horas en las que apenas entra gente o que crean que no has actualizado porque cuando acceden todavía no has publicado la entrada de ese día, ¿verdad?

Pues aprende a conocer a tu público y a darles lo que quieren y cuando lo quieren.

 

Google premia la periodicidad mejorando el posicionamiento

Google, y el resto de buscadores, tienen unos scripts que analizan constantemente la red en busca de nuevas páginas y de actualizaciones de contenidos. Estos scripts, llamados “spiders”, aprenden a estimar con qué frecuencia se actualiza una web y por lo tanto, apuntan en su “agenda” que deben acceder cada cierto tiempo a tu web para añadir al buscador tus nuevas entradas (Recomendamos leer el artículo: “¿Dónde puedo ver cada cuánto analiza Google mi web? ¿Se puede modificar?”).

¿Qué pasa si yo actualizo de manera caótica y errática? Puedes imaginarte que los “bots” o “spiders” de los buscadores no podrán añadir con eficacia tus actualizaciones y, por lo tanto, tardarán mucho más en aparecer.

¿Y qué? Pues que en la mayor parte de las webs, el tráfico que representa la gente que accede a tu web a través de búsquedas en Google ronda entre el 30% y el 70%. Es como para tomárselo en serio, ¿no?

 

Posibles problemas que debo prevenir antes de lanzarme a programar mis entradas

Desgraciadamente, WordPress no es perfecto, y hay dos problemas principales que pueden aparecer cuando dejas una actualización preparada para su publicación:

Son dos problemas muy sencillos de prevenir, así que os recomendamos que os paséis por esas dos entradas y prevengáis el problema ¡antes de que os llevéis un disgusto!

super_looper

Escribir comentario

Haz clic aquí para dejar tu comentario