Destacados SEO Tips

10 maneras de promocionar tus artículos en la red

Escribir es sólo el principio, mover los contenidos es tan importante como la calidad de los mismos

Queridos Loopers, ¿Acaso hay un bajón mayor en el mundo, que tras pasar horas creando contenido, no lo vea nadie? ¿No os ha pasado que os quedáis largos minutos mirando el contador de visitas esperando a esa audiencia que nunca llega? [hashtag: #plantarodadora ]

¡¿No era el contenido el REY?! ¡Pues si estás alumbrando muchos reyes! ¡¿Por qué no atrae súbitos?!

Porque no has completado el proceso: Hay que crear contenido de calidad, sí. Pero si no lo mueves, nadie sabrá que ese artículo existe.

En este artículo de Loopeando.com, vamos a enseñarte algunas de las principales prácticas y herramientas que puedes usar para poner tus creaciones en el escaparate del éxito. #cogepalomitas que empezamos!

 

 

1º Tu web como escaparate: Portada y widgets

Es la primera herramienta de marketing que deberías usar y que, de hecho, se suele utilizar sin prestarle demasiada atención.

Presuponiendo que tu artículo ya es agradable a la vista: tiene fotografías, colores, párrafos cortos, titulares… Cuando lo publiques, debería aparecer en las partes más visibles de tu web.

Parece obvio, pero mucha gente dedica horas a crear un contenido y después no lo enlaza a portada o no lo incluye en algún widget que esté siempre presente tales como: últimas noticias publicadas, noticias más leídas, noticias más comentadas o el famoso “Noticias relacionadas”.

Si tienes una tienda de zapatos y quieres vender un modelo en concreto, ¿no es lo habitual ponerlo en el escaparate? ¡Haz tú lo mismo!

 

2º Internal Linking

Otra fenomenal herramienta de promoción que te da tu web son los enlaces internos. Hemos comentado en el punto anterior lo positivo que resulta enlazar artículos en widgets, pero vincularlos justificadamente en el interior de otros artículos es incluso más importante.

Ejemplo: Redactas un artículo sobre el último concierto de Rock al que has asistido, y en el cuerpo de ese mismo artículo, vas enlazando otros relacionados como: El auge del rock en Europa, el top 10 de los grupos que más música rock venden, las últimas declaraciones del cantante o la campaña de crowdfunding que hicieron para poder costearse su primer disco.

Si quieres conocer más a fondo los beneficios de esta práctica y cómo hacerlo de manera correcta, te recomendamos leer: “¿Cómo utilizar los enlaces internos para mejorar el SEO?”.

 

3º Tus propios lectores: Comentarios y debate

Al final de cada artículo debes despedirte del lector invitándolo a comentar, a compartirlo en las redes sociales o, más creativamente, a que participe de lo que has escrito.

Una vuelta de tuerca bastante recurrente suele ser el generar un debate en torno a lo tratado.

Por dejemplo: Si el artículo habla sobre un partido de fútbol, podemos invitar al lector a que nos diga su opinión sobre quiénes cree él que han sido los peores jugadores del equipo derrotado.

 Con estas llamadas a la acción conseguimos que todo se haga más interactivo, se genere más interés y los lectores generen visitas o incluso inviten a otros amigos a participar del acalorado debate.

 

4º Incita a compartir en redes sociales

Imagina por un momento que consigues crear un artículo o un producto tan redondo, que el 30% de tus usuarios lo comparte en Facebook.

Hagamos números: Si tienes 100 lectores, son 30 los que lo comparten. Si cada uno de ellos tiene de media 150 amigos, ese artículo habrá llegado a (30×150) a 4.500 lectores nuevos. A poco que interese al 1% de sus amigos (porcentajes relativamente realistas), habrán accedido a ese artículo/producto 45 personas nuevas (un 45% más de lectores de lo habitual).

Y eso contando únicamente Facebook. Si acompañamos el artículo con imágenes atractivas, esquemas muy visuales, vídeos… Habrá más posibilidades de que además se comparta en Youtube, Twitter, Instagram… y el público potencial se dispare.

Una web que se ha hecho famosa siguiendo esta idea de viralizar el contenido, es pictoline.com. Crea esquemas, comics y diagramas muy atractivos de temas de actualidad, y son sus propios usuarios los que los viralizan compartiéndolos en otras redes sociales.

Otra manera de animar a que compartan el contenido, además de pedirlo al final del mismo, es utilizar widgets que permitan compartir frases destacadas:
El contenido es el rey, pero debes adaptarlo a los nuevos tiempos. Lo multimedia se visualiza y… Clic para tuitear  

5º Newsletter: Mail marketing

Es una de las estrategias de promoción de contenido más extendidas.

Consiste en invitar al lector a que se suscriba a nuestra newsletter, de manera que podamos enviarle correos periódicos avisándole de las novedades que hemos publicado.

Para el lector es más cómodo, ya que no tiene porqué acceder a la web a diario. Entrará únicamente cuando en su email vea algo que le interese.

Además, en contra de lo que pueda parecer, eso no baja las visitas de la web, sino que como le recordamos nuestra existencia al lector, accede más a menudo.

En nuestra experiencia con boletines hemos detectado que la diferencia entre el día que se envía mailing y los que no se hace, es de media, un +50% a un +70%. Pero ¡Ojo! No por ello debemos abusar y enviarlo continuamente, ya que en ese caso provocaremos que la gente se dé de baja.

El tema del mail marketing es bastante delicado, tanto desde el punto de vista legal, como de programación. Si te interesa el tema, te recomendamos leer el monográfico: “La newsletter no ha muerto: Buenas prácticas en mail marketing”.

 

TIP DE LOOPEANDO:

Algunas personas, por el abuso y las malas prácticas que hacen los spammers, son reticentes a dar su email. Por lo que una estrategia habitual, es la de usar promociones como gancho para que los lectores se suscriban.

En el ejemplo que verás a continuación, el gancho en un descuento del 25% en la próxima compra:

 

 

6º Recopilatorios, concursos y especiales

Otro truco de marketing que se utiliza para promocionar contenidos, es realizar especiales o recopilatorios.

Imaginemos que tienes 5 artículos sobre redes sociales que has ido publicando espaciados en el tiempo. Si quieres darles otro empujoncito, puedes crear un “especial redes sociales”, que no es otra cosa que un artículo o incluso un mail marketing, que los recopile. Así esos artículos tendrán una segunda oportunidad de ser leídos por tu público.

Esta técnica se utiliza mucho con marketing de producto: Publico unas sandalias cuando me llegan de fábrica, luego las incluyo en nueva temporada de primavera y finalmente en las rebajas de otoño. 3 impactos para el mismo producto.

Los concursos son otra estrategia, quizá la más viral. La idea es crear un concurso entorno a un producto o artículo. Siguiendo el ejemplo de las sandalias, se puede proponer a los usuarios que nos envíen fotografías de sus sandalias favoritas y, la foto que más likes/retweets/me gusta tenga, gana un lote de productos donde está incluida la sandalia.

Tú has invertido dinero (en forma de lote de veraniego), pero tus sandalias han sido deseadas por cientos de personas. Es una manera de viralizar invirtiendo en regalar producto en lugar de en publicidad directa.

 

7º Foros, plataformas especializadas y webs de noticias

Dios nos cría y nosotros nos juntamos (en la red). Y es que en internet podemos encontrar páginas especializadas en cualquier cosa, por bizarra o escatológica que sea.

La idea es usar esa superespecialización para labrarnos un nombre y encontrar potenciales lectores. Eso sí, hay que hacerlo desinteresadamente, sin tener prisa. No podemos registrarnos en un foro y empezar a decirle a todo el mundo que visite tu maravillosa web, porque no tardarán ni una hora en bannearte.

Regístrate, entra, lee la actualidad del sector, mira de qué se habla, da tu opinión cordialmente y, en tu firma, ahí sí, anuncia tu web, blog, producto… Puede que en un futuro cercano se dé la situación donde esté justificado hablar directamente de ti, pero entre tanto, empápate y aprende tú también de la comunidad.

La clave está en ser empático y actuar como te gustaría que tus lectores actuasen.

Si trabajamos el mundo de la fotografía, podemos usar Flickr o Instagram entre otros. Si somos diseñadores o nos gusta el DIY, Pinterest. Si trabajamos más lo técnico, podemos debatir en Linkedin o cualquier foro especializado. Para blogs de marketing Articuloz o mktfan.com. Para noticias el mismo Bitácoras o Menéame y así sucesivamente.

 

8º Networking

Curiosamente se dice que:
Si estás empezando, guarda los mejores artículos para publicarlos en los blogs de la competencia. Clic para tuitear Esta, en apariencia, absurda frase, en realidad está cargada de razón. Se basa en que internet es muy grande, hay pastel para todos, y tus compañeros del sector más reputados (que no competencia), manejan miles de usuarios que son potenciales lectores tuyos. El hecho que de convenzas a algunos o no para que también lean tus contenidos, se basa en que éstos ofrezcan algo que aún no tienen, habitualmente una especialización o un enfoque concretos.

¿Y cómo te das a conocer a ese público? Pidiendo a estas páginas que te permitan escribir artículos como colaborador. Si tú les das a ellos contenido de calidad, te permitirán escribir directamente en sus potentes plataformas y eso, para ti, es un escaparate de incalculable valor.

Así que lánzate a conocerlos y preséntate cordialmente: Eres el nuevo vecino del barrio.

 

9º Marketing de afiliados

¿No os ha pasado que vais por la calle, un centro comercial o una estación, y de repente hay 2 o 3 personas por el medio, con unos chalecos de ONG, o bajo un letrero con el nombre de algún banco… y van parando a todo el que pueden para venderles algún producto? Pues tú puedes hacer lo mismo con los tuyos.

El marketing de afiliados consiste en generar una serie de urls rastreables y distribuirlas a tus vendedores, de manera que cuando uno de ellos realice una venta, se llevará una comisión. Si no venden nada, no se llevan nada.

Eso te permite tener una red de vendedores que si tuvieses que pagarles un salario, no podrías permitirte.

¿Y dónde puedo solicitar eso? 3 propuestas:

Awin

performance.timeonegroup.com

tradetracker.com

 

10º SEM: AdWords y Facebook Ads

Esta es la única opción de pago que te proponemos, pues entendemos que para promocionar asiduamente los contenidos de una web, el pago no sería recomendable, a menos que seas un profesional del SEM y manejes un presupuesto generoso.

¿Entonces por qué la ponéis? Porque para promocionar productos puntualmente, o algún artículo del que te sientas muy orgulloso y creas que puede atraer mucha más gente de lo que está captando, es opción a considerar.

El SEM, al contrario que el SEO (de todo lo que hemos estado hablando en los puntos anteriores), consiste en pagar a las plataformas para que anuncien lo que tú desees.

Resultados de Google para la búsqueda "Comprar zapatos online". Resultados de pago (SEM) y orgánicos (SEO). Destacadas en rojo las entradillas.

 

Lo que vas a invertir en publicidad y el tiempo de las campañas, lo decides tú, teniendo en cuenta que estos sistemas funcionan bajo subastas.

La idea es establecer un plan de publicidad online, al que se le ajuste un presupuesto diario. Hecho eso, los anuncios los puedes aportar tú o las plataformas los generan automáticamente según tus directrices.

Una de las mejores cosas que tiene el SEM, es la posibilidad de segmentar el público al que se muestran los anuncios. De esa manera, si quiero vender sandalias, puedes decidir mostrar los anuncios únicamente en Madrid, a mujeres de entre 14-55 años, con gustos sobre moda.

Segmentar, a diferencia de anunciarse en medios generalistas (periódicos nacionales, radio, tv…) permite ahorrar dinero en la campaña, ya que todos los que vean los anuncios serán potenciales clientes previamente seleccionados por el sistema.

El mundo del SEM tiene muchísima miga, así que si estás considerando realizar alguna campaña, no te pierdas nuestra serie de artículos donde te explicaremos paso a paso, y desde cero, como llegar a ser un experto en el tema.

 

super_looper

Escribir comentario

Haz clic aquí para dejar tu comentario