Destacados Tips

¿Con qué frecuencia debo publicar en mi blog? ¿Por qué?

Tran Mau Tri Tam - unsplash.com

La importancia de la constancia, la predicibilidad y la periodicidad

Cuando alguien se lanza a realizar un proyecto donde compartir información con los demás, ésta es, seguramente, una de las primeras preguntas que le rondan la cabeza: ¿Con qué frecuencia debo actualizar mi blog? Y la misma pregunta la podemos hacer extensible a otras muchas plataformas: ¿Con qué frecuencia debo actualizar mi instagram? ¿Y mi twitter?…

 

¿Tienes prisa?

Consulta la siguiente tabla sobre la conveniencia o no de publicar diariamente en un blog personal

 

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE ACTUALIZAR DIARIAMENTE
Ventajas Desventajas
Habrá un mayor número de entradas y por lo tanto es más fácil que alguien entre a través de Google [Ver por qué] Los contenidos de la competencia estarán mejor elaborados, y por lo tanto su posición en Google estará por encima de la tuya [Ver por qué]
Tendrás más visitas, al principio Si el contenido no convence, no volverán
Si publicas novedades o noticias, quizás seas el primero en hacerlo, puesto que dedicas menos tiempo que la competencia a desarrollar cada post Puedes saturar a los lectores con tanta actualización, pues seguramente siga más blogs a parte del tuyo
Se nos pueden acabar las ideas rápidamente
No das tiempo a generar debate para que tu comunidad opine
Los contenidos se quedarán anticuados rápidamente, a no ser que estén bien interrelacionados [Ver cómo hacerlo]

Nos ha quedado una tabla un poco descompensada, ¡pero nadie dijo que desde Loopeando.com fuésemos neutrales! ¿Nos ayudas a completar la tabla?

Si tienes algo más de tiempo y de verdad quieres reflexionar sobre este asunto, ¡sigue leyendo!

 

¿Cada cuánto debo actualizar un blog? La respuesta no es sencilla, porque depende del objetivo que cada uno establezca para su proyecto, así que en lugar de empezar la casa por el tejado, veamos cuál va a ser nuestro objetivo.

¿Cómo establezco mi objetivo?

Déjennos, queridos lectores, que seamos un poco gallego y respondamos con otras preguntas: ¿Qué pretendo conseguir con mi blog? ¿Cuál es mi motivación?

Aquí van algunas posibles respuestas:
a) Posicionarme como una referencia en el sector
b) Estar en las primeras posiciones de Google
c) Ayudar a los demás compartiendo las soluciones que tanto me costó encontrar
d) Ganar dinero

¿Y cuál es vuestra motivación? ¡Compártelo con los demás en los comentarios!

Una vez tenga claro lo que pretendo conseguir, ahora habrá que tener en cuenta las limitaciones de cada uno.

¿Qué limitaciones tengo?: La constancia

Hay que ser realistas… MUY REALISTAS.

¿Vas a escribir en tu tiempo libre o es parte de tu trabajo? O dicho de otra manera, ¿vas a dedicarle 8h al día o tu tiempo libre? La respuesta a esta pregunta es vital, puesto que no es lo mismo tener un blog de una marca, que un blog personal.

En el caso de un blog personal, cuando vuelves a casa, tras un duro día trabajando o estudiando, después de estar con los amigos o llenando la despensa, tras realizar los deberes o acostar a los niños, ¡Por fin tienes tiempo para ti (y para tu pareja)! Pero, ¿cuánto tiempo tengo para escribir?

Aunque pueda parecer buena idea escribir una entrada diaria, hay que saber que un blog es una carrera de fondo, donde tan importante es la frecuencia como la cantidad y calidad de contenidos. No ser realista en este paso, puede llevarnos a marcarnos objetivos frustrantes que nos hagan abandonar el proyecto.

TIP DE LOOPEANDO:

Recicla temas antiguos y tráelos de nuevo a la vida

Hay temas que siempre están de actualidad. ¿Acaso unos consejos sobre “Qué llevar o no al Camino de Santiago”, “Cómo preparar pollo al limón” o “La reproducción de los guppys”, van a pasar de moda?

No tengas miedo de rescatar entradas antiguas, mejorar y actualizarlas si es necesario.

¿Qué hace la competencia?

Pero la competencia real: No es lo mismo ser un apasionado de la acuariofilia y escribir sobre ella en tu tiempo libre, que tener un vivero de peces y varios empleados a tu disposición.

En el primer caso, como comentábamos, puedes disponer quizá de algunas horas a la semana, en el segundo caso, puedes incluso disponer de un empleado dedicado exclusivamente a la tarea de actualizar un blog.

De esta manera, podemos ver blog con gran éxito en sus nichos, que actualizan una vez cada 15 días, y otros con el mismo éxito pero que actualicen diariamente. A fin de cuentas, lo más importante es la calidad.

TIP DE LOOPEANDO:

Muchos blogs consiguen actualizaciones de calidad y con frecuencia porque se reparten las actualizaciones entre varias personas.

¿Has pensado que quizás alguien pueda echarte una mano? Puede que algún amigo, familiar u otro blogger también comparta tu pasión sobre un tema, ¡y esté dispuesto a escribir en tu blog!

¿Calidad o cantidad?

Es cierto que la cantidad atrae volumen de tráfico. Pero también es cierto que la calidad afianza al público y es, desde luego, una manera más sólida sobre la que edificar un proyecto de futuro y de grandes dimensiones.

O dicho de otra forma, ¿No os ha pasado, que acabáis yendo a un sitio, porque están repartiendo flyers por la calle, y cuando termináis de comer, tenéis la certeza de que a ese sitio no volveréis por lo nefasto de la experiencia? El empresario consiguió bombardear de publicidad y atraer clientes, pero no es consciente de que también los perdió para siempre.

En Loopeando.com hemos podido ver como en algunos medios, un post de calidad reunía hasta diez veces más visitas que entradas copiadas, hechas a desgana o descuidadas. Tú decides.

 

Ya… ¿Pero entonces cada cuánto actualizo?

Siempre que puedas garantizar frecuencia, calidad y algo que te diferencie de la competencia, cuanto más mejor.

Debes tener en cuenta que para crea un buen post debes:

  1. Escribir sobre temas interesantes y de actualidad
  2. Hacerlo de manera amena y clara
  3. Debes usar una imagen limpia y organizada, que invite a leer lo que escribes
  4. Hacerlo mejor que la competencia
  5. Establecer un factor diferenciador: Puede ser una infografía, una manera propia de escribir…

Y esto, puede llevarte días.

Pero también es cierto, que debes aportar contenidos periódicos para que Google esté siempre indexado tu página (Recomendamos leer: “¿Cómo indexa Google tu página?”), y para que los lectores tengan su dosis habitual de contenido.

Y en cualquier caso, decidas la frecuencia que decidas, recuerda que “Escribir es sólo el principio, mover los contenidos es tan importante como la calidad de los mismos”.

¿Y tú, con qué frecuencia actualizas?

No olvides que también queremos que compartas con nosotros Cuál es tu motivación para llevar un blog y que nos ayudes a completar la tabla de ventajas y desventajas de actualizar diariamente.

 

super_looper

Escribir comentario

Haz clic aquí para dejar tu comentario